PDA

Ver la versión completa : "Alice in... " Un Blend de Gus.



drama
04/09/2011, 17:38
De algunos Blends de La Honorable Logia G. Parte I.

Alice in Pornland
-Circa RY11-
A Blend by Gus.

Una calada... Sólo una calada... La suavidad...! Eso mismo; lo primero que sentí fue 'la suavidad'. Y no aquí un "suave sabor" blah, blah, blah...! Sino más bien una suavidad especial. Única: la suavidad propia de las caderas de esa dama que tanto nos atrae, al acariciarlas por vez primera. Ese tipo de suavidad que se siente en la piel. Y aún como "por debajo" de ella. Porque al recorrer sus curvas es como si la suavidad -digan si no- desprendiera parte de su alma y penetrara en la nuestra. Es fantasía en su estado más puro; y, no obstante, real. Completamente real. Curioso. Interesante... Siempre me llamó la atención ese tipo de suavidad. Y así como muchos de nosotros solemos catalogar dolores y sensaciones varias de pequeños... Con colores, por ejemplo; con mis hermanos denominábamos dolores "blancos" a aquellos que, a consecuencia de un ‘golpe seco’, nos dejaban sin habla por segundos, obligándonos a soportar lo insoportable por un mínimo lapso... Y nos hacían ver las estrellas!!! Poniendo la mente en blanco por completo; tal vez justificando así la etimología. Así, yo tenía hasta un cuaderno donde 'las muestras' habían evolucionado a un nivel tan complejo, y me había obsesionado tanto con mi 'colección', que terminó mi libretita en manos de un doctor! Jeee. Pero, al margen de la anécdota, no recuerdo todos. Apenas algunos. No los atesoro ya, de más está decir. Sin embargo, de vez en cuando, algunas sensaciones me traen, nostálgicamente, nombres del catálogo a la memoria. Sensaciones perdidas en algún lugar remoto de la infancia. Así fue que recordé a "Alicia". Con una y sólo una calada. Y recordé la etimología misma del nombre de la sensación incluso... Su porcelanada piel en ilustraciones de literarura infantil. Me producía "suavidad extrema" el sólo verla... Tan perfecta y tan profundamente suave era su tez, que sólo verla transmitía dicha suavidad extrema. ‘Alicia’ dí en llamar entonces a esa sensación de suavidad… eterna.
Otra calada... Sólo una más por el momento pues debía analizar... Ante la mirada de su creador; fiel a la de un niño curioso y entusiasmado. Idéntica.
La calada me desconcertó… (tal vez por eso el entusiasmo del blender; quien sabía bien que su receta tenía ciertos secretos…)
El cuerpo del vapor sedoso tejía eslabones que cubrían mi campo visual; no sólo obstaculizando mi vista sino nublando también mis percepciones y criterios. Acaso algo de tabaco; algo de miel. Posiblemente no fuera así, pero se sentía suave; suave y con gusto a miel. Miel, tabaco; azúcar. Algo nugal. Familiar. Mmmm... Algo enteramente familiar!
La tercer calada abriría finalmente el portal...
Me invadió una especie de "rush"; esa sensación de escalofríos que te recorren entera la piel... Cómo cuando divisamos a la distancia que ella está allí; esa chica que nos gusta está ahí; y en medio del boliche, cómo espectadores sin más, podemos verla entrar... Y como por arte de magia; maravilloso cliché... Díganme si no! La música hace un 'fade'; los reflectores y luces se posan sobre su figura y entonces, un tema muy potente comienza a sonar; es que se trata, en efecto, de su propia banda de sonido; puesto lo amerita dicha atípica realidad y no es cualquier tema potente sino aquel de los ochenta que nos hace erizar. Y, como si todos los factores coincidieran de manera tal que desciframos nuestra propia profesía en semejante confluencia; profesía que vaticina un futuro de contacto íntimo, ante semejante despliegue; volteamos a verla, como disimulando... Y entonces, ella; como si lo supiera -lo sabe, creo-, comenzará a virar hacia un costado y parpadear -digan si no- en cámara lenta. Sí; lo juro para quienes no lo sepan: la cámara lenta en efecto se dá en el caso. Totalmente y muchos de ustedes deben saberlo -Se dan cuenta a que me refiero, no !?- Como en una secuencia maestra de una película; dirigida por los mismísimos Astros, hace entonces, ella, su entrada... Con todo el glamour... En ese momento... es Ella la noche misma; pues el espíritu lúdico de la noche está en ella, con todo su glam; y sabiendo que la miramos se deja mostrar... Haciendo alarde de su entrada estelar. Pues lo sabe; sí, lo sabe, ciertamente.
A todos nos pasó. Alguna vez, al menos. Lo sé. Tal vez muchos no lo recuerden ahora, pero confio en que estará latente la experiencia en algún rincón remoto de vuestra "memoria ritual", si se detienen a pensar. Háganlo y verán! Es que, se me antoja justo, todos han de tener, al menos una vez en su vida, la fortuna de experimentar en carne propia dicha vivencia. Dicho momento completamente fantástico, propio del cine, en que el tiempo mismo se detiene y las luces; la música, y el universo todo se pone al servicio del ritual de apareamiento humano cubriéndolo todo de arte y haciéndolo parecer irreal. Y todo tiene efectos especiales y es incluso más intenso y mejor que en el cine. Completamente sorprendente! Cómo puede ser? Nos preguntamos al deparar en el caso, por cierto. Es un verdadero caso -de los muy preciados- en cual la realidad se viste de ficción inspirada por la literatura fílmica. Tal vez por tratarse de un cliché repetido una y otra vez, confúndense las reglas de una y otra dimensión sin más. Lo cierto es que; sépanlo: la realidad supera la ficción; siempre!
En lo personal, me fascina particularmente del caso esa magia propia de la cámara lenta en toda la plenitud de lo terrenal. Y es de ese aspecto del efecto “slow motion” que quiero hablar aquí. Maravillosa y preciosa experiencia para nosotros los mortales. Existen, no obstante, entre nos, unos muy pocos, quienes han hecho de dicha experiencia todo un arte; pudiendo incluso dominar la percepción del tiempo y 'entrar' en cámara lenta a propia voluntad. Psicológicamente, claro. Pero es que, al fin y al cabo; que es el tiempo sino la sensación; a los efectos prácticos, una mera percepción del transcurso del mismo. He tenido el Honor de conocer a uno de estos Caballeros que pueden cruzar las barreras cronológicas y entrar en un estado de "tiempo capsular"; como en un trance; una especie de cápsula espacio-temporal donde todo transurre atípicamente; pseudo-lentamente. Pueden luego, en consecuencia, lograr cosas con las que muy pocos de nosotros siquiera soñaríamos. Pues dominar el tiempo con la mente es posible para estos avatares. Es el fenómeno de la mente sobre la materia. Imaginen las posibilidades... Dichos elegidos, con su don, podrían detener hasta el mismísimo tic tac de, incluso, una bomba. Podrían hacerlo. Detener el tiempo de la muerte y "resetearlo". Y es que, quien pueda dilatar el devenir del cosmos al batirse a duelo con la muerte misma y salir victorioso, podrá dominar, por consiguiente, la naturaleza del tiempo todo. Así es que podrá, dicho Titán, “capturar momentos”, encapsularlos; como adueñándose del tiempo. Y es en ese sentido que, quien diseñara el blend que nos ocupa, supiera encapsular la sensación misma de "el tiempo pausar" para compartir su don; incorporando a su creación la fórmula de una pócima que nos permitirá acceder a una suerte de modalidad de cámara lenta en el mundo real. Logrando captar toda la suavidad propia del tiempo en su estado más primal. Sólo así semejante suavidad se podría lograr; dilatando al máximo el tiempo; suavizando su andar… Hasta que se detenga en un punto por completo y el sabor y suavidad serán entonces, aunque sea por un instante, eternos; puesto el tiempo no transcurrirá más, claro está. Pero eso no es todo, puesto logró viajar en el tiempo mismo y anclar en las orillas del horizonte donde alguna vez hubiera nacido el RY11, y cristalizar parte de su secreta escencia y rituales en una nueva interpretación, tan particular; porque al igual que el legendario Blend de Darth Persis, Alice in Pornland, también conviene esa particular nota propia de un vapor que se comporta como "humo analógico"; traduciendo mayor sensación de unicidad; comunión... con el vapor (De ahí la familiaridad que sintiera en las primeras caladas y la consecuente confusión y gran parte de la magia). Un vapor nada húmedo con tonalidades de tabacos rubios que nos permiten viajar. Simplemente viajar. Hacia, no ya, el mundo fantástico de Alicia que nos prometieran en nuestra infancia, sino hacia una nueva dimensión un tanto alterada; perturbada de dicho universo. Es que Lord Gus quiso así jugar con nuestros sentidos, y recuperar la olvidada promesa de aquel reino mágico con que soñáramos alguna vez cuando niños, dándole una vuelta de tuerca a la cuestión; como haciéndonos un guiño irónico y castigándonos por haber dejado de visitarla, a Alicia, mostrándonos el lado oscuro de Alice; no menos fascinante. El Maestro Gus nos transportará con su receta a un momento encantado como fuera el de "la entrada al boliche de la dama de la noche" con toda la Magia de una Alicia, que conservando su piel de suave porcelana, regresa a nuestro encuentro en su madurez. No ya para tomar el té. Lejos de infusiones y teteras, Alice es ahora, en la noche, la figura de una velada quien hará su entrada en un Club Nocturno un tanto ruidoso; obscuro, gótico; espectral. Alice está enfadada porque la supimos olvidar y es ahora toda una dominatriz que nos sabrá disciplinar. Ciertamente sexy; con un lúgubre encanto muy especial. Donde las columnas; paredes; pistas, tapizados, barras y hasta incluso el látex mismo de sus prendas y el cuero de sus látigos se visten del más oscuro color petróleo, que contrastará en su pálida tez porcelanada que lo redimirá. Tendremos algo de temor, por supuesto. Tendremos dudas; por obvias razones, pero pronto se confirmará que los planes de Alicia podrán ser algo agitados y un tanto alocados; provocadores, pero el encuentro será muy entretenido, y no menos sublime y magistral. Pues no viene en realidad a juzgarnos por haberla olvidado; no procura venganza, ni nos quiere en absoluto castigar; sino que, en el fondo, viene simplemente a recordarnos… que las fantasías… son una parte importante… de nuestra realidad.

Ave Gus. Tempora Heroica.

Persis
04/09/2011, 20:00
Transcripcion textual en formato digital del manuscrito original, redactado por el Maestre Drama (Ilustre Escriba, y Bardo de la Honorable Logia G) y plasmado oportunamente en el Libro Secreto de Altos Blends, donde guardará registro por siempre.

Simplemente extraordinaria composición.

Nafi
05/09/2011, 00:21
:ooh: :ooh: :ooh:

Hurón
05/09/2011, 04:40
Yo recuedo una primera descripción de sensaciones muuuucho más chabacana que esta :silbando: :silbando: :lol:

Maestre Drama... aunque su lado oscuro se apoderó de usted esa noche y lo obligó a tomar el botecito para guardarlo y no permitirle ver la Luna más allá de la medianoche ( :inseguro: ), igual recuerdo su sabor... Impecable descripción de sensaciones, como siempre nos tiene acostumbrados.

:ooh: :ooh:

eLguSo
12/09/2011, 20:30
Gracias Drama, pero no soy digno!!!
Jajajajajaja
Y gracias a Persis por concederme tan sagrado honor, junto al RY11.

Repito: no soy digno, no soy digno, no...

Jajajajajaja